Podcast 3C Libros: Los favoritos del 2019

Por fin está disponible nuestro podcast sobre Los Mejores Libros leídos el 2019.

No hablamos de lo último de lo último en el mundo editorial, ni hicimos una selección basada en conocimientos literarios muy elevados, simplemente escogimos de entre los libros que leímos el año pasado, aquellos que más nos gustaron.

Selección de Luiggi:

5. Cicatriz; Sara Mesa.

4. Pendiente; Mariana Dimópulos

3. El mundo del ayer; Stephan Zweig

2. Nahui Olín; Adriana Malvido

1. La inveción de la naturaleza (El nuevo mundo de Alexander Von Humboldt); Andrea Wulf

Selección de Ragnar:

5. Mendel el de los libros; Stephan Zweig

4. El nadador en el secreto; William Kotzwinkle

3. Toda la soledad del centrol de la Tierra; Jorge Luis Boone

2. La mano de la buena fortuna; Goran Petrovic

1. Kafkiana; relatos de Franz Kafka ilustrados por Peter Kuper

Selección de Mike:

5. El problema de los tres cuerpos; Cixin Liu

4. Alias Grace; Margaret Atwood

3. HHhH; Laurent Binnet

2. El adversario; Emmanuel Carrere

1. Adiós a las armas; Ernest Hemingway

Como verán, hay una variedad para casi todos los gustos -no aceptamos a Paulo Cohelo. Escuchen las dos partes de nuestro podcast y comenten si han leído alguno de ellos, si coinciden con alguno o si nos recomiendan alguno.

El monstruo de Lolita en su peor versión

El monstruo pentápodo by Liliana Blum

My rating: 5 of 5 stars

Image result for el monstruo pentapodo
Escritora de temas incómodos


Liliana Blum sorprende y escandaliza con este tema tan difícil de tocar: la pedofilia. Un crimen de niveles de violencia físicas y psicológicas, que terminan destrozando y marcando toda una vida. Donde las víctimas se multiplican y la impotencia se convierte en un dolor lacerante, en carne viva, que lástima a la sociedad misma incluyendo su inacción.
En esta novela: El monstruo pentápodo, la autora nos narra la historia de Raymundo Betancourt, un ciudadano modelo, carismático y trabajador, que se encarga de consentir a sus sobrinos y cuidar a su hermana divorciada, quien se ha convertido en una mamá soltera con cierto sobrepeso: efectos de la maternidad y un matrimonio sin afecciones.
Raymundo parece ser una persona normal, su único problema es que desde la adolescencia, su inclinación sexual fue orientado en niñas, descubriendo dicha fascinación al ser el encargado de bañar a su hermanita de apenas 5 años. Ahora siendo un cuarentón solvente, busca la oportunidad de ver a las pequeñas niñas del colegio, siempre cuidándose de no parecer sospechoso, algún especie de maniático o depravado. Que si lo era pero no deseaba que los demás lo supieran.
En cierta ocasión, mientras disfrutaba de ver a las niñas que tomaban clases de natación, conoce a una niña llamada Cinthia, pequeña larva que cautiva y perturba emocional y físicamente a Raymundo; a tal grado que planea y elabora un plan para poder raptarla y tenerla atrapada de tal forma que pueda cumplir sus fantasías.
Liliana logra una narrativa realista y escalofriante, sin caer nunca en la descripción explícita, pero acercándonos en una especie de espiral que nos hunde hacia el horror mismo de ese crimen atroz. Pocas novelas logran transmitir el dolor y la violencia de una forma tan perturbadora como esta, sin caer nunca en la vulgaridad. Lleva de manera magistral el hilo conductor, hasta un desenlace natural, pero que en la vida real no siempre es posible presenciarlo.
Creo que es también una alerta para los padres, aunque en esta novela, un agente externo es quien provoca esta ignominia, la mayoría de las veces es un familiar quien abusa de los momentos. Una novela que requiere de cierto temple para la lectura, y aunque la narrativa es accesible, no lo recomendaría como primeras lecturas: un lector intermedio o avanzado puede navegar sobre este pantano logrando captar el esfuerzo narrativo del autor. Leer bajo su propio riesgo.



View all my reviews

La Z … en Veracruz

Aquí no es Miami by Fernanda Melchor

My rating: 4 of 5 stars


Image result for aqui no es miami
Veracruz, rinconcito…

Esta es la segunda obra que leo de Fernanda Melchor, aunque puede apreciarse en su narrativa que fue escrita antes que su obra más reconocida: Temporada de Huracanes. En este trabajo, encontramos una recopilación de cuentos que pueden denominarse mejor como anecdotarios. A través de sus páginas, nos encontramos con la descripción de un Veracruz bullicioso, violento y hasta cierto punto, irónico. La inocencia de su gente, o mejor dicho, la incursión amenazante de un mundo del narcotráfico hace una brecha entre el Veracruz tradicional y el moderno. Pareciera que la modernidad va asociada con sus más bajos vicios.
Son doce historias que relatan las vicisitudes de un puerto activo y lleno de oportunidades, pero que al mismo tiempo, cuenta con una gran historia. Encontramos a los trabajadores más humildes y a los políticos más despreciables. Historias que el narco mismo llena de violencia y leyendas que ponen la piel de gallina. En esta reseña platicaré de las tres historias que más me atraparon.
Aunque la mayoría de las historias cuentan la llegada del crack y el cartel de los Zetas al estado, una de esas historias me recuerda la forma de escribir de Saramago y se llama La vida no vale nada. Aquí tenemos a dos licenciados principiantes que se encuentran defendiendo un caso de posesión y venta de droga de un pobre incauto. El proceso judicial mexicano es completamente pésimo, falseando pruebas y tratando de encerrar en el tambo a un pobre chofer que fue inculpado por su novia que tenía celos de sus infidelidades. Los abogados demostraban la ineficacia del estado de derecho, y ponían en vergüenza tanto al fiscal como al juez por sus innumerables incoherencias. Esto llego a oídos de un dirigente de los Zetas que buscaba tener apoyo legal en el puerto. Obvio que los abogados no se sentían con tablas para cubrir las expectativas del capo y temían por sus vidas. La conversación con el capo es digo de una canción de Jose Alfredo.
La segunda historia que llamo mi atención fue la de Evangelina Tejera, antigua Reina de Carnaval, y madre divorciada de dos hijos. Mismos que terminó asesinando y desmembrando para enterrarlos en sus macetas. No solo Querétaro tiene una madre asesina, también Veracruz cuenta con su propia historia. Un dato que me causó sorpresa es que el año del evento fue en 1989, mismo año que el triple asesinato de la Mijangos en Querétaro. Ahora bien, durante el proceso legal, se buscaba demostrar la afectación mental de Evangelina, pero terminó demostrándose que fue un efecto colateral de su drogadicción. La historia es cruda pero relata como de ser una Reina se convierte en esclava del vicio. Creo que su condena sigue vigente.
Finalmente, la que considero la historia más entretenida fue la de La casa del Estero. Un grupo de jóvenes tiene una experiencia sobrenatural en la casa del Estero, también llamado la casa del diablo. En este lugar se dice que ocurren cosas inexplicables, y que hay apariciones que ponen los pelos de punta. Una noche, dos muchachos y tres chicas se adentran en la casa para tomar y fumar. Desde el primer momento se encuentran con situaciones raras, un guardián que no estaba antes les prohíbe la entrada, pero su insistencia hace que los deje pasar, no sin advertirles que ellos se lo buscaron para luego desaparecer entre la maleza. Más tarde, una de las muchachas deja de ser ella para convertirse en la posesión de un ser diabólico. Buscan a lo largo del puerto quién los puede ayudar, pasando por la iglesia y terminando con los santeros y las sanadoras del lugar. Se práctica un exorcismo al puro estilo Catemaco. Debo mencionar que si logró perturbarme, e invitarme a terminar de leerlo durante el día.
Fernanda Melchor es una escritora que cautiva a su lector, siendo descarnada y real, provocando las visiones de un México sumido en el vicio, violencia e idiosincrasia. Su lectura atrapa y perturba, pero resulta fácil y entretenida, recomendada para lectores principiantes pero mayores de edad.



View all my reviews

Lecturas de domingo para matar el tedio.

Lo infraordinario. Narraciones alrededor de Georges Perec y la búsqueda literaria en lo cotidiano by Various

My rating: 3 of 5 stars

Image result for lo infraordinario"


Recuerdo haber visto en Los Simpsons un capítulo donde Lisa se relaciona con otros artistas en un club de expresión artística donde se realza lo mundano y simple como algo sublime. No es de extrañar que Homero sea reconocido como un genio en este sentido, los adjetivos sobran.
sGeorge Peréc, francés tendría que ser, escribe un ensayo sobre el tedio de lo extraordinario, describiendo como el ser humano contemporáneo materializa los objetos cuando tienen una historia digna de contar. Una taza no es relevante hasta que es usada como arma en un homicidio o es parte una colección única en el mundo, valuada en millones de dólares.

En este experimento, propone regresar al punto de la observación y contemplación de lo común, lo infraordinario. Aquello que esta en nuestro entorno pero que hemos obviado e inclusive, dado por sentado su eterna permanencia. En esta obra, se invita a dieciséis autores iberoamericanos a participar en un ejercicio narrativo de lo cotidiano, desde unas maletas perdidas en los aeropuertos del mundo, hasta la colación mexicana de las fiestas decembrinas (¿quién come es colación con relleno de anís?).

Las disertaciones son cápsulas literarias, instantes anecdóticos de situaciones comunes y ordinarias; columnas dominicales del suplemento cultural del periódico. No hay más, es solo una pausa en la vertiginosa vida diaria. Y es ineludible no pensar en Lisa con su boina francesa y muchos intelectualoides con cara de hastío mientras leen en voz alta algunos pasajes de esta obra. Fácil de leer, mientras esperas tu turno con el dentista y no quieres leer revistas de TVyNovelas. Lectura para principiantes.



View all my reviews

Podcast 3C Libros: Lecturas de aeropuerto

Leer es un acto de aislamiento que requiere concentración. Al leer nos aislamos de la realidad, de todo aquello que nos rodea y que nos distrae del maravilloso mundo de los libros. Nos concentramos en una historia, en un recuerdo, en un concepto nuevo o en las acciones de un personaje.

Algunos libros son de fácil acceso y podemos entrar y salir de ellos con suma facilidad, saltando de las páginas a los distractores externos en un abrir y cerrar de ojos. Otras veces los textos leídos son más demandantes y requieren toda nuestra atención, por lo que no es fácil leerlos en lugares concurridos.

Los aeropuertos son lugares en los que es difícil concentrarse ya que todos nuestros sentidos están sometidos a múltiples estímulos: El ruido de los altavoces anunciando un retraso en el vuelo de American Airlines con destino a Houston, las conversaciones de nuestros vecinos de banca (si tuvimos la fortuna de encontrar un lugar disponible), el frío de los asientos metálicos, el olor a roles de canela de Cinnabon y el del café Starbucks , los anuncios de descuentos en perfumes y chocolates del Duty Free, las pantallas amenazando con suspender los vuelos de las próximas horas o cambiarlos de sala en el último minuto, etc. Todo ocurriendo simultáneamente, aguijoneando nuestra débil capacidad de exclusión de nuestro entorno.

Por todo esto, pareciera que un aeropuerto no es un buen lugar para leer. Sin embargo, cualquier lugar es un buen lugar para leer, excepto la ducha -ya eché a perder un Kindle y dos libros en papel. De hecho, los aeropuertos son paraísos de lectores. Ahí sobra lo más preciado para cualquier lector: tiempo libre.

No obstante, es importante saber seleccionar el libro que queremos que nos acompañe durante un viaje en avión, o en cualquier otro lugar en el que debamos de esperar pacientemente.

En 3C Libros, nos dimos a la tarea de hacer una selección de libros que pueden leerse mientras disfruta de ese inagotable tiempo de espera en los aeropuertos. Incluimos policiales, novelas románticas, cuentos, Murakamis (son sui géneris) y hasta un libro de liderazgo se coló por ahí. Escuche nuestro podcast, pero esté atento a las pantallas, no vaya a perder su vuelo…

Podcast 3C Libros: Libros infantiles

Image result for niños leyendo

Una forma de nutrir la imaginación es por medio de la lectura y ésta puede fomentarse desde edad muy temprana. ¿Cuál es el primer libro del que tenemos recuerdos? ¿Cuáles fueron los primeros libros que leímos por nosotros mismos?

Los libros infantiles pueden ser una gran herramienta para descubrir el mundo en el que vivimos y para aprender a convivir con todos los que nos rodean. Desde los libros didácticos como Panda grande y panda pequeño o El libro de los colores; libros que nos enseñan valores, como El Patito Feo, Pedro y el lobo, o Las Fábulas de Lafontaine; o libros que pueden ser una introducción hacia otras formas de arte como Yo, bailarina, o Mi amigo Monet.

También hay libros que ayudan a ejercitar nuestra imaginación explorando diferentes caminos, como la colección Elige tu propia aventura, o Dragon Lance. Y que decir de aquellos que nos trasportan a lugares fantásticos como El hobbit, Crónicas de Narnia, Crónicas marcianas, etc.

Leer puede servir para muchas cosas en la vida. Según un estudio de una Universidad del Condado de Yoknapatawpha, las personas que leyeron Robinson Crusoe tienen más posibilidades de sobrevivir en una isla desierta que quienes no lo leyeron y quienes leyeron Drácula son menos propensos a caer en el error de invitar a entrar a un vampiro a su casa.

Podría inventar más cosas acerca de la utilidad de la lectura, pero cada quién sabrá para lo que le sirve. El hecho es que la mejor edad para contagiar el gusto por la lectura es la infancia. Y por eso decidimos hacer un podcast en el que hablamos de los libros para los más pequeños, aquellos que nos iniciaron como lectores.

Escuchen nuestro podcast y comenten, ¿cuáles fueron sus lecturas iniciáticas?

Mi alma por una Sinfonía

Doktor Faustus

Doktor Faustus by Thomas Mann

My rating: 4 of 5 stars


Uno de los grandes escritores alemanes del Siglo XX es, indiscutiblemente, Thomas Mann; quien ha entregado verdaderas joyas literarias a la humanidad, historias que llevan implícito siempre un análisis social y humanitario. Podríamos decir que es de los escritores que llamaríamos: “con propósito”, es decir, su narrativa va acompañada de una crítica a la sociedad, la política y el comportamiento humano, invitando al lector a trascender a un segundo nivel de lectura.
El título de la novela, Doktor Faustus, es el nombre de una sinfonía, la última obra maestra de Adrian Leverkühn, nuestro protagonista. A modo de biografía, el autor nos relata la historia de Adrian, desde su niñez y adolescencia donde conoció al amigo de toda su vida y narrador de la historia, Serenus Zeitblom.
A lo largo de la historia, vamos acompañando a esta pareja de amigos mientras nos adentramos en disertaciones filosóficas y religiosas, que terminan de alguna forma impactando en el comportamiento social, y su transformación en el mundo moderno. En algunos puntos vemos como Adrian minimiza el impacto de la religión y como el aspecto filosófico toma mayor valía en la época actual. Desde temprana edad muestra que está destinado a grandes proyectos, ser un artista que revolucionará el ambiente cultural de Europa, ya que su talento musical es sobresaliente durante sus estudios.
Conforme avanzamos en su preparación juvenil, también obtenemos un ensayo de apreciación de música clásica, donde grandes autores como Beethoven, Debussy, Wagner, Mozart y Chopin, por mencionar algunos, nos acompañan con algunas piezas de telón de fondo, verdaderas obras de arte; todas ellas magistralmente comentadas por el autor, quién demuestra un alto conocimiento musical y artístico.
Por solo comentar un poco al respecto, tengo poca experiencia personal en el ambiente musical; obras como las 3ª, 5ª y 9ª de Sinfonía de Beethoven, más un Claro de Luna, era lo normal para mí. Descubrir algunos Opus como el 111, 123 o 132, que te acompañen durante la lectura de la novela, resulta en un regalo adicional por parte del autor. Poder escuchar y tratar de conjeturar con el escritor los mismos detalles técnicos de la musicalidad es un valor agregado en esta novela.
Cabe mencionar que la novela se escribe después de que acaba la Segunda Guerra Mundial. Existe un sentimiento de desolación y fracaso en el mundo alemán. También es posible palpar la vergüenza de Thomas Mann, preguntándose cómo fue posible caer en la trampa de Hitler, arrastrando a todo un pueblo a su autodestrucción. La crítica al nazismo es dura, y nos advierte de la facilidad como el ser humano cae en las garras del totalitarismo y personas que manipulan la opinión pública.
Finalmente, el escritor logra la línea conductora a través del mismo Adrian y revive una antigua leyenda germana, donde la única opción para lograr el éxito es hacer ese trato ventajoso con el mismo Lucifer; tal y como hizo Fausto, de acuerdo a lo que nos contó Goethe.
Adentrarse en esta lectura es como llegar a una carrera de 21Km, requiere cierta preparación y no es para principiantes. Un lector nivel medio, con paciencia para investigar y descubrir joyas narrativas por capítulo aunque la historia quede en suspenso es requerido. Recomendación: Consigue la música clásica mencionada, le da otro aspecto a la lectura.



View all my reviews