Trogloditas del AFI y Leguleyos de la Suprema Corte

Una novela criminalUna novela criminal by Jorge Volpi
My rating: 4 of 5 stars

Confome avance en la lectura de esta novela, iba creciendo un malestar de indignación y frustración por el sistema de justicia mexicano que tenemos, así como una verdadera vergüenza por la clase de personas que se supone deben proteger a los inocentes y atrapar a los malhechores. Sin embargo, también me sentí humillado por ser uno más de los que cayó en el montaje televisivo de la captura de Florence Cassez sin cuestionar la inverosimilitud que acompañó la puesta en escena de dicho operativo.
Jorge Volpi presenta una novela que desde el principio nos advierte no es de ficción. Tampoco es un documental debido a que el autor completa la historia con diálogos plausibles que buscan facilitar la narración de los eventos. La novela busca acercar al autor a los cientos de páginas del caso de la banda de secuestradores del Zodiaco, una peligrosa organización criminal desmantelada por la AFI y los agentes de la SIEDO entre el 2005 y el 2012, siendo uno de los grandes logros del ex-presidente Calderón en su batalla contra la delincuencia. Aprovechándose de su experiencia académica y de formación profesional como licenciado en Derecho, Jorge Volpi se adentra en las páginas de declaraciones, antecedentes penales, entrevistas con víctimas y victimarios, reportes de agentes policiacos e investigadores, así como los diferentes funcionarios públicos encargados de evaluar y analizar el caso de la banda en general, y la detención de la francesa Florence Cassez en particular.
La realidad es que en los últimos veinte años, se ha incrementado la delincuencia, siendo el secuestro uno de los más dolorosos a la sociedad misma. Miles de víctimas han tenido que rehacer sus vidas después de una experiencia traumática como esta, y además, soportar la ineptitud de la justicia mexicana para atrapar a los secuestradores. Demostrando que estas agencias aún tienen que erradicar los elementos inservibles y aumentar aquellos que puedan hacer la diferencia. En el caso de Florence e Israel, nos narran como los agentes investigadores, con tal de agarrar un sospechoso, son capaces de fabricar cualquier prueba que sea necesaria, teniendo la impunidad de nunca ser investigados en la veracidad de dichas pruebas. Aquí hay lugar para el miedo, ya que caer en manos de estos trogloditas es equiparable a hundirse en las arenas movedizas de la injusticia.
Por si fuera poco, los leguleyos encargados de realizar el veredicto (Sanchez Contreras, Luna Ramos, Ojeda Bohorquez, entre otros), no son capaces de evaluar o discernir una evidencia fehaciente de alguna fabricada, simplemente porque parten de la base que muestra el agente cavernícola, como Cárdenas Palomino o García Luna. Dichas personas han estado tanto tiempo en la Suprema Corte de Justicia o lugares similares donde su intelecto disminuye por segundo, que terminan usando el enredado lenguaje de aquel que cierne las trampas de un proceso Kafkiano antes que defender la inocencia de cualquier víctima.
Jorge Volpi realiza una representación formal de los hechos, y las acciones causadas por la pelea política entre los presidentes de México y Francia, que entorpecen y nublan el juicio coherente sin intervención. La decisión de que pensamos sobre los acusados es responsabilidad del lector, Jorge Volpi no intenta interferir, solo mostrar los eventos. Ganadora del premio Alfaguara de novela 2018, es una novela que debe ser entretenida para licenciados en derecho o criminología, y resulta una ventana a ese extraño mundo irreal del juego de las palabras e intenciones ocultas; no hay duda que doy gracias de ser ingeniero. Recomendada para lectores intermedios.

View all my reviews

Advertisements

Viaje por placer… o en su búsqueda.

PlataformaPlataforma by Michel Houellebecq
My rating: 4 of 5 stars

Hacer un viaje es sinónimo de aprendizaje y recopilación de experiencias, a tal grado que puede resultar más enriquecedor que estudiar sobre el tema. Como viajar por Europa y conocer lugares históricos, visitar las ruinas arqueológicas o museos nacionales. Pero también viajar es para descansar, buscar el ocio, tener unos momentos de esparcimiento. Y las agencias de viajes o complejos turísticos buscan atraer clientes que logren su objetivo principal de entretenimiento, cualquiera que este sea.
Plataforma es una historia de estos viajes, o mejor dicho, de como la sociedad occidental de nuestro siglo, busca anhelante el lugar prometido de diversión y descanso. Michel es un funcionario de gobierno dedicado a la promoción cultural a través del apoyo a jóvenes artistas. Con algo más de 40 años, recibe la noticia de la muerte de su padre y un ingreso económico debido a su fallecimiento. Decide tomarse unas vacaciones en Tailandia, contratando un paquete de viaje a la agencia Nouvelles Frontieres. Se une a un grupo de expedicionarios que buscan aventuras en aquél país tropical, encontrando una diversidad de personalidades, desde parejas sexagenarias hasta jovencitas estudiantes. Es en este grupo que Michel conoce a Valerie, miembro del staff directivo de la misma agencia de viaje, quien decide tomar unas vacaciones y al mismo tiempo probar el producto que ofrecen para encontrar oportunidad de mejoras.
Sin embargo, Michel escogió Tailandia por un objetivo básico, la posibilidad de sexo sin ataduras. Es verdad que en realidad es un comercio y como tal, la oferta y demanda depende del precio a pagar, pero al menos, las chicas asiáticas tienen una mejor entrega al deseo que las europeas, quienes, de acuerdo con Michel, buscan más la empresa del enamoramiento que el deseo mismo. A partir de aquí se concentran diversas disertaciones sobre la búsqueda del placer, y la finalidad de cualquier turista que busca relajarse y entretenimiento: el sexo. Sin embargo, el mundo parece no estar preparado para tal revelación, y aunque consigue congeniar con Valerie, no es algo que pueda compartirse abiertamente. El Islamismo es una traba para esta sociedad tan abierta, inclusive varios países lo pensarían dos veces antes de entrar abiertamente al mercado (#MeToo ya sea en mujer u hombre).
Michel Houellebecq toca esos temas que pueden resultar escabrosos, incómodos quizás, pero que tiene una verdad absoluta difícil de ignorar. Con esa narrativa cínica de la confianza de decir una verdad universal, el autor nos lleva por un viaje sobre la búsqueda eterna del placer en el ser humano, y que conforme avanzamos en la edad, nos damos cuenta que podemos ir perdiendo la oportunidad de disfrutarlo. Un ejemplo que menciona:

“Desde luego, algo pasa para que los occidentales ya no consigan acostarse juntos; quizás tenga algo que ver con el narcisismo, con el individualismo, con el culto al rendimiento, poco importa. El caso es que a partir de los veinticinco o treinta años a la gente no le resulta nada fáciles los encuentros sexuales nuevos; y sin embargo siguen necesitándolos, es una necesidad que se desvanece muy despacio. Así que se pasan treinta años de su vida, casi toda una edad adulta, en un estado de carencia permanente.”

Houellebecq expone su punto sobre la búsqueda del placer, sin importar el género, ni la orientación sexual, simplemente es la necesidad del placer. La narrativa que emplea en los encuentros, deja claro la intención del placer mismo sin caer en lo grotesco o en los clichés, aunque si es de sorprender encontrar un personaje como Valerie. Tal vez sean más comunes de lo que uno cree, pero viven contenidas en la sociedad misma. Y aquí comienza también la persecución contra el autor por sus postura ante el Islamismo, cuyas frases son una clara declaración de guerra al mundo del terrorismo y el pensamiento retrograda de sus adeptos, que por una extraña coincidencia tienden a ser fanáticos religiosos del Islam. Una novela no apta para menores, más enfocada para lectores de edad adulta media, y un tanto precoz para veinteañeros, nivel de lectura intermedio.

View all my reviews

El compromiso de la profesión

Los restos del díaLos restos del día by Kazuo Ishiguro
My rating: 5 of 5 stars

Kazuo Ishiguro nos relata una historia sobre el compromiso de la profesión sobre la vida personal, buscando la perfección de su desempeño. Quizás me apresuré a decir “sobre la vida personal”, más bien es la vida entera enfocada al amor a la profesión. Son los años 50’s, Mr Stevens, o simplemente Stevens, es el mayordomo de Darlington Hall, puesto que ha ocupado por 30 años. Su vida ha sido dedicada al ejercicio de las funciones de mayordomo al servicio de Lord Darlington. Previo a la Segunda Guerra Mundial, era común trabajar en las grandes mansiones de Inglaterra, bajo la supervisión de las Ama de Llaves y/o las órdenes del Mayordomo. Stevens tenía a su cargo el cuidado y servicio de la mansión de Darlington Hall, y una servidumbre bastante amplia por lo cuál es de suma importancia contar con el apoyo de una eficiente Ama de Llaves, que en esa época sería Miss Kenton quién le ayudaba con tales asignaciones.
Ahora Stevens está al servicio de un norteamericano que compró la mansión con todo y servidumbre. Stevens estaba incluido en la venta. Dicha propiedad fue vendida después del fallecimiento del dueño original: Lord Darlington. Stevens recibe la carta de mistress Benn, anteriormente llamada miss Kenton, relatándole su vida actual, después de abandonar Darlington Hall al casarse con Mr Benn. Sin embargo, no parece tan feliz, lo cuál motiva a Stevens irla a buscar y ofrecerle su antiguo puesto en la mansión, ahora bajo el servicio del señor Farraday. A lo largo de su viaje, que duraría cuatro días, Stevens recordaría sus días de gloria al servicio de Lord Darlington, exponiendo los ideales del servicio y las reuniones importantes que los grandes señores del país celebraban para decidir el futuro del continente. De manera sutil, pero igual de importante, recordaría con cariño a miss Kenton, y podremos observar como entre ellos la química de la relación profesional hizo que su amistad fuera algo especial.
Kazuo Ishiguro narra de una manera amena y realmente ambientada, la autobiografía de Mr Stevens. Es fácil imaginarse al estirado y elocuente mayordomo describir las historias que rodean su servicio en la mansión. En ocasiones llegaba a creer que era un autista que tenía algún síndrome que le hacía dificil ser empático con los seres humanos que lo rodean. Inclusive que no fuera capaz de darse cuenta de la importancia de su amistad con Miss Kenton. Ahora bien, si tal y como menciona, estaba pensando siempre en como se comportaría y actuaría un gran mayordomo, entonces puede decirse que alcanzó la perfección.
Un libro recomendado para lectores intermedios, que buscan ampliar diversas formas narrativas y encontrar los mensajes entre líneas que el narrador esconde de manera natural en el comportamiento de sus personajes. Sin duda, uno de los mejores libros que he leído este año.

View all my reviews

The one after five years… and twins.

The Last Command (Star Wars: The Thrawn Trilogy, #3)The Last Command by Timothy Zahn
My rating: 4 of 5 stars

This is the third and last volume from the original Star Wars trilogy of five years after Endor’s battle. Mara is back in Coruscant with Princess Leia and Han Solo, meanwhile Luke is looking for insights of a new clone factory under Grand Admiral Thrawn’s orders. The war is not over yet, the New Republic is still under siege by Thrawn, each battle is taking more resources than expected. In order to eliminate once for all the Republic, Thrawn has arranged a deal with Master C’baoth, a old-crazy Jedi Master, who bring a advantage to Empire using his Force’s skills, is able to coordinate and move as a single mind an entire fleet. In the other hand, Kardee realize that he will need to chose a side in this confrontation, and he is willing to support a republic rather to be controlled by the Empire. And the situation is getting worse due to Mara’s last command: Kill Luke Skywalker.
For a fan, a real original trilogy’s fan, this is the universe as we know. Back to 90’s, Timothy Zahn wrote this trilogy as a sequel from Endor’s battle. Leia and Han are together and expecting twins. A new threat is over the galaxy under Gran Admiral Thrawn and his partner Master C’boath. We see Luke learning and overpassing challenge by challenge gaining more experience as Jedi. But Mara appears, “the hand of Emperor”, with a final request from his master: To kill Luke Skywalker.
Timothy Zahn fulfilled fan’s expectation, placing together the main characters from movies and even getting nice memories from famous phrases like: “It’s a trap!” Wedge, Lando, Chewwie and those droids are joining in this adventure, setting a huge-massive starship attack against the evil Grand Admiral Thrawn. By the way, this villain is worth reading and suitable as a Emperor’s successor.
I believe this would be a better sequel for Star Wars, not what Disney try to create from scratch. A Luke’s son would be awesome, and Kylo Ren is just a failed attempt of Star Wars universe. Because, what will happen between Mara & Luke, is like old saying: “From hate to love…”
If you’re fan a true fan, you will enjoy these books.

View all my reviews

La locura contagiosa

Elvira Navarro

La trabajadora

España, Literatura Random House, 2014

El entorno siempre ha sido un factor determinante en la salud del ser humano. En las hacinadas ciudades de la Edad Media, la lepra pasaba de una persona a otra sin ninguna explicación más que la del castigo divino. Después llegó la peste cabalgando sobre las ratas y proliferando por la falta de higiene.

En los años 70´s y 80´s del siglo pasado, el sida, que puso a temblar a todos los organismos de salud, fue atribuido a la revolución sexual y la promiscuidad. Más tarde llegaron el ébola y la gripe aviar que mermaron poblaciones de África y Asia respectivamente.

En México, más recientemente, el virus de la influenza H1N1, causó pérdidas millonarias a varias empresas por el paro de actividades durante casi una semana -excepto a los fabricantes de gel antibacterial que vieron un repunte en sus ganancias. Esto debido a que un virus con potencial mortífero se esparcía por el aire y todos estábamos expuestos al contagio con sólo saludarnos de beso, con tocar el pasamanos de una escalera que hubiera sido tocado por un enfermo, o con estar cerca de un infectado que estornudara sin cubrirse la boca con el dorso del codo.

El ser humano, a pesar de los avances tecnológicos, sigue siendo demasiado frágil y propenso al contagio de enfermedades pues está inmerso en un entorno contaminado con nuevos agentes infecciosos. Yo me pregunto si esa vulnerabilidad es solo relacionada a las patologías físicas o si también somos propensos al contagio de la locura.

En las sociedades actuales, en las que el ritmo de vida es tan acelerado, donde se vive estresado por el tráfico, preocupado por la economía, por el trabajo demandante y hasta por el cambio climático es fácil caer en algún tipo de padecimiento mental y una vez afectado, es imposible ocultarlo: los trastornos mentales se llevan a flor de piel y se vuelven contagiosos.

Quizás fue eso lo que le ocurrió a Elisa, la protagonista de La trabajadora. Una prestigiosa editorial madrileña que pasa por una inestabilidad financiera retrasa los pagos a sus empleados. Elisa, que trabaja como correctora de estilo en la editorial, enfrenta una precariedad económica que la obliga a mudarse a un pequeño departamento lejos del centro de la ciudad y a compartirlo con una mujer desconocida, de nombre Susana.

Susana resulta ser un poco extraña y misteriosa, con un pasado que oculta y un presente un tanto artificial del que sólo muestra algunos episodios teatrales, como las rupturas y reconciliaciones con un novio holandés al que sólo ve por Skype.

Poco a poco Elisa comienza a obsesionarse con la vida de Susana; se siente observada y escapa del departamento haciendo largas caminatas por Madrid. La sensación de sentirse perseguida se convierte en ataques de ansiedad que la llevan hasta el psiquiatra. Y cuando Elisa está con el aturdimiento de los medicamentos, Susana comienza a revelarse tal como es y le cuenta que años atrás tuvo trastornos psicológicos que la llevaron incluso a estar internada.

Elisa, de cierto modo, se contagia de la locura que tiempo atrás padeció Susana, como si la locura fuera una enfermedad contagiosa que a pesar de curarse quedara latente y se fuera diseminando entre las personas con las que tiene contacto el portador.

La trabajadora de Elvira Navarro es una novela muy contemporánea, que nos hace cuestionarnos si en un escenario como el de las actuales urbes industrializadas, es posible vivir fuera de lo patológico; estar dentro de la vorágine y mantenerte inmune.

Elvira Navarro nos lleva de la mano de Elisa en un recorrido por Madrid, por sus avenidas, sus parques, bares y cafés; además, se atreve a reconstruir la ciudad a través de los mapas que Susana modifica como un pasatiempo con aspiraciones artísticas: pequeñas miniaturas de edificios recortados minuciosamente de revistas y luego colocados en lugares distintos a los que ocupan realmente en el plano. Una ciudad real y otra reinventada son el espejo de las vidas de sus protagonistas.

Quizás la locura es verdaderamente contagiosa, o es que Elisa, desencantada de la vida profesional, sólo necesitaba un ligero roce para derrumbarse. ¿Cuántos de nosotros nos encontramos en situaciones similares?

La trabajadora es una novela de fácil lectura, con un inicio que podría hacernos pensar que se trata de una novela erótica, pero que a partir de la segunda parte baja completamente los decibeles de la libido. Recomendable para leerse como digestivo después de un libro de difícil digestión.

Literatura a favor del Capitalismo

Operación DulceOperación Dulce by Ian McEwan
My rating: 3 of 5 stars

La Guerra Fría fue una etapa en la historia universal, donde los ataques y escaramuzas entre las grandes potencias de la URSS y el bloque socialista contra los Estados Unidos y los países capitalistas, debían realizarse de forma indirecta y sutil pero al mismo tiempo contundente. El enfrentamiento no podía ser directo para evitar una tercera guerra mundial que podría regresar a la barbarie a la humanidad entera. Las organizaciones de servicios de inteligencia eran los jugadores principales: agentes, dobles agentes, infiltrados, hacían que la balanza se inclinará hacia un extremo u otro.
El ambiente intelectual y cultural jugaba un papel muy importante en esta contienda, siendo portavoces de la opinión crítica de que sistema era mejor: si el socialismo o el capitalismo; tener a los pensadores adecuados ayudaría a manipular la decisión de las masas. Escritores que denuncian los abusos y la opresión detrás de la cortina de hierro, son aplaudidos y becados en el mundo occidental. Tal es el caso del proyecto llamado Operación Dulce, donde el MI5 busca colocar piezas claves en el mundo literario que sean promotores de los valores democráticos y capitalista, sin temor a denunciar las atrocidades del mundo comunista.
Una estudiante de Cambridge llamada Serena Frome, es reclutada por el MI5 debido a sus habilidades matemáticas y su pasión por la literatura contemporánea. Tiene las competencias necesarias para participar en el proyecto de Operación Dulce, y las prácticas de negociación adecuadas para la captación de adeptos. Mientras promueve al escritor idóneo, llega a entablar una relación más afectiva, donde al parecer el trabajo y la atracción es una mezcla más frecuente de lo que uno imagina.
Ian McEwan establece de una manera efectiva el entorno político de la época, creando al inicio un ambiente propio de una novela de espías. Sin embargo, desde mi punto de vista, no mantiene el momento y conforme avanza la novela, se aleja de ese sentimiento inicial de suspenso, llevándolo a un terreno romántico. El personaje principal de Serena, muestra una joven de los 70’s que tiene una clara noción de su independencia sexual, consciente de sus deseos y determinada a satisfacerlos; pero sobre todo que es amante de la lectura y como tal nos lleva por un paisaje de autores de la época, ayudando a incrementar la antibiblioteca personal con sus recomendaciones. Y precisamente es este conjunto de situaciones que no termino de aceptar la historia como una construcción coherente, sino como la sobreexposición de temas dispersos que termina uniendo en una delgada trama de amor y espionaje.
Su narrativa es accesible, permitiendo un viaje ligero a través de sus páginas y permite disfrutar de escenas atractivas como la explicación de maximizar la probabilidad en un juego de azar televisivo, y aunque es entretenido siento que es un tema disperso que busca justificar más adelante como un detalle personal entre agente y escritor. Una novela adecuada para lectores intermedios, y aunque su puntuación es media, me gustaría darle otra oportunidad a McEwan.

View all my reviews